Nuestra Kombi

La encontramos una tarde de domingo cualquiera, paseando por la ciudad del Alto, La Paz – Bolivia. Estábamos ya en búsqueda desde meses y nada de lo que veíamos nos convencía.

Dejamos que las energías fluyeran… El tiempo y el destino hicieron su curso… La Kombi no tardo en llegar.

Toda blanquita, brasilera, con motor original y solo con 27.000 km al activo, puerta corrediza y techito un poco mas alto del normal.

En un mes de trabajo seguido la transformamos en nuestra casita rodante.

Que le hicimos?